Blogia
CaRPe DieM

Sangre, sudor y risas

¡Menudo concierto! Bulldog, Dikers y La Fuga. Un concierto lleno de sorpresas artísticas pero, sobretodo, de marcha.

BulldogLas puertas de La Cubierta de Leganés abrían a las 19:00 y allí estábamos para colocarnos lo más cerca del escenario posible. Al principio no fue así pero a medida que avanzó el concierto terminamos con 3 o 4 personas delante xD Desde el primer minuto se vió a la gente muy agitada. Incluso con Bulldog, grupo argentino que no lo hacía nada mal pero que nadie conocía, ya estaban armándola. Al principio te ries, pero después de 5 horas no tienes fuerzas para empujar a nadie. El caso es que este grupo me sorprendió bastante, sobretodo el batería que estaba loquísimo. Además saben animar bien a la gente incluso cuando nadie cantaba sus canciones.

DikersDespués salieron Dikers a escena. Hasta este concierto yo conocía 1 o 2 canciones suyas, pero al ver que eran los teloneros de La Fuga me hice con sus canciones para pasarlo mejor en el concierto y la verdad es que me han gustado mucho. Además hicieron dos versiones, una de Blink-182 de su All the small things y otra de Barricada de su Esta es una noche de rock and roll con la que cerraron su brillante actuación. A decir verdad tocaron todas las canciones que me sabía y estuvo genial. El problema es que ya llevabamos más de 2 horas allí y el sudor se apoderaba de mi cuerpo casi por completo. La entrada, que la tenía guardada en el bolsillo, era poco más que un papel mojado, tanto como mis pantalones. Por un momento pensé que acabaría lleno de barro, entre lo que sudaba y la arena que se levantaba por encima de nuestras cabezas...

La FugaY por fin la actuación estelar de la noche: La Fuga. Fuegos de artificio para comenzar lo que sería la madre de todos los despropósitos. Con la banda sobre el escenario, la gente se volvió loca, incluso se veían camisetas totalmente rotas por empujones, agarrones y saltos. La gente estaba desatada. Y nosotros también. Pero entonces Rulo tiró una camiseta del grupo, nosotros estabamos muy cerca del escenario por lo que pudimos cogerla, pero claro, otras 3 manos más también querían parte del pastel. Tras intentar negociar con ellos para que la soltaran, sin exito, tuvimos que empezar a utilizar métodos de disuasión un poco más violentos. Tras varias patadas, codazos e inluso arañazos, entre mi hermano y yo nos hicimos con el preciado tesoro, aunque el precio que tuvimos que pagar no fue barato. Él terminó con arazaños en el torso y la rodilla tocada. Yo, lejos de saber lo que tenía por el calentón, decidí que lo mejor era salir al baño a refrescarnos tras una trifurca de varios minutos en medio de una masa de gente y sudor. A medio camino me doy cuenta de que estoy sangrando por la nariz, al llegar al servicio veo, además, que tengo cortes en toda la mano izquierda y algún raspón en la derecha. Con la cara ensangrentada y la nariz cuan fuente roja fui mendigando un pañuelo de papel. Un par de minutos mirando al techo con un tapón blanco hizo que la hemorragia cesara y pudimos volver a la pomada para disfrutar del final de un concierto donde, además, conseguimos una baqueta y una pua. ¿Merece la pena? Las heridas se curan, de aquí a 2 semanas ni siquiera se notarán, pero la camiseta es para siempre. Al fin y al cabo no fue tan bestia como para que queden secuelas físicas.
La FugaEn lo púramente musical no se puede poner ni una sola pega a su actuación. En el último concierto que fui de La Fuga me di cuenta de que la voz no la modelaba de la mejor forma posible pero, sin duda alguna, esta vez lo ha conseguido. Una voz casi idéntica a los CDs y, como siempre, una música mucho más brutal que en estos. Es lo que más me gusta de este grupo, en los directos rompen las canciones con un ritmo mucho más acorde a un evento de estas características. Para darle un poco más de jugo a la actuación compartieron escenario con otros artistas. El primero en unirse a la fiesta fue Iker Piedrafita, que tras dar su recital con Dikers, puso voz a la canción más solidaria de los cántabros, por supuesto me refiero a Nunca mais. Minutos después salió a escena la gran Laura Rojas, cantante de Hacia Donde, para ponerle ese toque especial que sólo ella sabe poner a la grandísima canción Madrid. También la voz de Bulldog, Mantu, se unió a la fiesta para cantar Buscando en la basura. Por último, Alfredo Piedrafita, guitarra de Barricada y padre de Iker (Dikers) puso sus acordes al servicio de P'aquí p'allá para cerrar un concierto sublime con confeti y fuegos artificiales.

FinalEn resumen, ha sido un concierto lleno de emociones, saltos, gritos, empujones, sangre, sudor, pero sobretodo, mucha mucha música, y de la buena! No recuerdo haber sudado tanto en toda mi vida, pero tampoco recuerdo haber desfasado tanto. Realmente un concierto para el recuerdo. Para el buen recuerdo, con camiseta incluída! Las fotos que pude hacer entre empujones y saltos están todas en mi SPaCe 2oo6 aunque no os prometo calidad con tanto agetreo. ¡Larga vida al Rock And Roll!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Laura -

Enhorabuena también por tu blog, está muy currado.
:-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres