Blogia
CaRPe DieM

La ilusión vale cuando la realidad la toma de la mano

Chorros de tinta y megas de texto con el mismo significado. Otra vez para casa sin conseguir nada. Este año incluso sin cuartos. Una vez más la realidad supera a la ilusión y por eso Francia nos dió ayer el correctivo que necesitabamos para bajar de la nube y volver a la tierra, volver a lo que ya estamos acostumbrados: decepción. Hasta tal punto la afición estaba ilusionada que el palo ha sido brutal, de hecho, ni siquiera ha ido la gente a esperar a los jugadores al aeropuerto a su regreso. Esto es bastante significativo. La gente está harta de que siempre nos pase lo mismo.

Cuando Villa de penalti adentaba a la selección española parecía que por fin íbamos a conseguir algo grande, pero era un espejismo que se desvaneció cuando el delantero galo, Ribery, marcó el empate antes del descanso. Vieria en el minuto 83 remató las ilusiones españolas y Zidane culminó la desesperación con un tanto en el descuento. Fue un partido en el que España jugó mejor que Francia pero sin desplegar un gran fútbol. Los nervios, la inexperiencia y la falta de gol fueron claves para la derrota española. Joaquin en la segunda parte le dió otra aire al ataque nacional pero no fue suficiente.

Como cada año sólo nos queda ver el resto del mundial con envidia y esperar a la Eurocopa. Esta vez será organizada por Suiza y Austria en 2008. Para entonces sí estará Luis Aragonés al cargo de la selección. Aunque dijo que si no pasaba de cuartos lo dejaba, parece ser que la federación le convenció de que siguiera y así será. El próximo mundial será en Sudáfrica en 2010, pero para eso aún quedan 4 largos años.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres